Clausuran un frigorífico clandestino en Balvanera

Se decomisaron unos 500 kilos de carne pollo y pescados en mal estado, no apta para el consumo humano. Fueron detenidas tres personas de nacionalidad china.

En una investigación llevada a cabo por la Dirección de Delitos Contra la Salud de la Policía de la Ciudad, en conjunto con la Agencia Gubernamental de Control (AGC), se logró detectar el funcionamiento clandestino de un frigorífico ubicado en Ecuador al 300 del barrio de Balvanera.

Según lo manifestado por el comisario Guillermo Tadeo Policía de la Ciudad, debido a las reiteradas denuncias de los vecinos sobre olores nauseabundos en el lugar, la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (UFEMA) encomendó a la Policía de la Ciudad las averiguaciones del caso para confirmar si en el lugar se comercializaban carnes que infringían los controles sanitarios.

Como resultado de las mismas, se constató que en horarios de la madrugada arribaban al lugar diferentes camiones cargados con carnes rojas y blancas que no contaba con certificados de procedencia ni sanitarios y que las mismas se lavaban con algún producto químico (lavandina o detergente) y luego eran almacenadas en freezers del frigorífico clandestino, con la finalidad de volverlos al mercado, se piensa que en restaurantes chino.

Con la orden judicial, la Policía de la Ciudad realizó el allanamiento en el local donde se encontraron gran cantidad de mercadería, aproximadamente unos 500 ks, no apta para el consumo humano, cortes de carne vacuna, pollo y pescados en mal estado, que se decomisaron.

En el operativo fueron detenidas tres personas de nacionalidad china quienes vivían en condiciones precarias, en una habitación de un departamento del piso superior del frigorífico que se subalquilaba a varias personadas de la misma nacionalidad.

Por su parte, la AGC clausuró el establecimiento debido a que el lugar no presentaba habilitación y se incumplían normas de seguridad e higiene.

El Director Ejecutivo de la AGC, Ricardo Pedace, señaló “la irresponsabilidad de estas personas, que ponen en peligro la salud de los vecinos de la zona. Desde la AGC ponemos foco e inspeccionamos todos los locales de expendio de alimentos, pero resulta clave que los vecinos denuncien este tipo de lugares de absoluta clandestinidad al 147″.

“Todo este procedimiento en donde se encontraron cortes de carne vacuna, pollo y pescados en mal estado no sería posible sin el trabajo conjunto entre la Policía de la Ciudad, la AGC y la Fiscalía de la Ciudad. Entre todos, día a día, buscamos mejorar la seguridad de los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires”, expresó el secretario de seguridad, Marcelo D`Alessandro.

Deja un comentario