Avanza el debate por el Plan Urbano Ambiental

A finales de octubre comenzaron los debates entre el Gobierno de la Ciudad y las comunas. El turno de la Comuna 3 será el 25 de noviembre. Los vecinos reclamarán más arbolado y la preservación del patrimonio histórico de la zona.

El Plan Urbano Ambiental (PUA) es una de las normativas más importantes para el desarrollo de la Ciudad en términos de planificación urbana y territorial. Establece los criterios que dan marco a los códigos urbanístico, de edificación, ambiental, de habilitaciones y verificaciones. La norma actual fue sancionada en 2008 y ahora está en proceso de renovación, a través del Consejo del Plan Urbano Ambiental (COPUA) del Gobierno de la Ciudad.

La actualización del PUA busca ser conjunta, con la participación de todos los actores de la sociedad, entre ellos organizaciones vecinales, instituciones, cámaras, organizaciones de la sociedad civil, legisladores, las autoridades comunales, sus juntas y consejos consultivos. En la Comuna 3, la reunión virtual se llevará a cabo el 25 de este mes, pero algunos vecinos no consideran que el procedimiento sea participativo: “La reunión anterior era para 50 personas. No considero que sea representativo de una comuna”, le comentó Andrea Birgin, coordinadora de la Mesa de Trabajo y Consenso del Parque de la Estación, a Abran Paso.

El Plan Urbano Ambiental constituye la ley marco a la que se debe ajustar la normativa urbanística y las obras públicas de la Ciudad, y su reforma tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de la población; promover un desarrollo más equitativo de la Ciudad; hacer más eficientes las inversiones públicas y privadas en términos sociales, ambientales, urbanísticos y económicos; tender a que todos los vecinos de la Ciudad tengan acceso a disponer de aire, agua y alimentos, química y bacteriológicamente seguros, a circular y habitar en áreas libres de residuos, de contaminación visual y sonora y ambientalmente sanas; y preservar el patrimonio cultural, arquitectónico y ambiental.

Por su parte, Andrea manifestó: “El PUA tenía que actualizarse antes del código que ya se modificó, por lo que ya se empezó al revés. Ya estoy preocupada, porque si la ley marco, que es esta, está posterior a lo que se resolvió puntualmente en cuanto a edificar qué altura, no está bien”, a la vez que destacó: “Los temas que tratan son muy amplios porque trabajan sobre la totalidad de lo que es el urbanismo, y el urbanismo es en las ciudades lo que maneja el vivir de la gente”.

Para la coordinadora de la MTC, es indispensable a la hora de encarar el proceso aprender a vivir en comunidad, y eso incluye una mayor incorporación de plantas en la Ciudad y la preservación de la identidad de los barrios de la Comuna 3 y 5. “En un lugar con tanto cemento, es fundamental que haya más verde y se construya menos”, enfatizó.

“El Parque de la Estación consideramos que es un gran aporte en cuanto a los metros cuadrados de espacio verde pero está hecha solo la mitad. Que se termine sería algo muy importante para el buen vivir. También está la necesidad de más árboles, por el oxígeno, y de que cada espacio libre se haga un lugar de verde absorbente porque muchas veces se cuenta como espacio verde lo que tiene cemento, y no lo es. El verde es cuando tenemos la tierra que absorbe y nos permite el crecimiento de plantas”, explicó.

Y agregó: “Otro tema muy importante en la comuna tiene que ver con la identificación, con resguardar el patrimonio edilicio y del área, lo barrial, el segmento de casas que determinan un estilo que es muy típico en la zona. El tema es cuál es el sentido de seguir construyendo hacia arriba, tener más cemento y quedarnos sin la identidad de nuestro barrio”.