Aprobaron la urbanización de la Villa Rodrigo Bueno

crisis-habitacional-2232044h360La Legislatura aprobó por unanimidad el proyecto de ley que prevé la construcción de más de 500 viviendas y un trazado urbano que incluye calles y redes de servicios públicos en el asentamiento ubicado sobre parte de la Reserva Ecológica en Costanera Sur.

La ciudad sigue avanzando en la urbanización de asentamientos. Al barrio 31 y a la villa 20 ahora se la suma la villa Rodrigo Bueno, ubicada en costanera sur. El proyecto, despachado por las comisiones de Vivienda, de Presupuesto y de Planeamiento Urbano, obtuvo finalmente – y luego de algunas observaciones propuestas por la oposición- un consenso unánime.

De esta manera, se construirán en este predio de más de cinco hectáreas, ubicado en el límite sur de Puerto Madero, alrededor de 500 viviendas que serán acompañadas de todo un trazado vial, con nueve calles, desagües cloacales y pluviales, red de agua potable, alumbrado público, construcción de veredas, parquización y forestación. “Con reurbanización de barrios Rodrigo Bueno y Playón Chacarita estamos haciendo una Ciudad más inclusiva y mejorando calidad de vida a vecinos”, afirmó muy satisfecho el diputado por el PRO Daniel del Sol.

El proyecto de ley, votado por los 58 diputados presentes, incorporó algunas modificaciones propuestas por legisladores de la oposición, Una de ellas, presentada por Adrián Camps, fue la modificación de un artículo que hacía referencia a la cantidad de trabajadores de la propia villa que debían ser incorporados por las empresas constructoras para la edificación, aumentando su número. “Esto es muy importante porque las personas que van a ver refaccionadas sus viviendas o aquellas que deban ser relocalizadas, van a tener que pagar créditos, además del costo de los servicios, y muchas de ellas no tienes trabajo o cuentan con escasos. Entonces, la propia construcción es una oportunidad para trabajar, hacerse de fondos y poder pagar también las obras”, aseguró Camps.

Por su parte, Hernán Rossi, integrante del bloque SUMA+, celebró la iniciativa pero exigió que el Estado obligue a los nuevos habitantes la conformación de consorcios en los futuros complejos habitacionales.