ANULAN LA SUBA DE LOS MEDICAMENTOS

“Ni la suba trimestral usual de todos los años del 4% ni que haya un congelamiento durante 60 días en los medicamentos influye directamente sobre lo que va a pagar la gente”, afirmó el Doctor Claudio Ucchino acerca de la medida tomada por la Secretaría de Comercio interior que dejó sin efecto los aumentos decretados por las compañías farmacéuticas. El presidente del Colegio de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Ciudad sostuvo que los únicos remedios que sufrirán un incremento notorio que va desde el 8% hasta el 10% son los de venta libre aunque el consumidor siempre tiene la posibilidad de consultar con el profesional para que le oriente con la misma droga de otro laboratorio más económico.
En el relevamiento mensual que realiza el colegio de farmacéuticos el resultado arrojado fue que en el primer trimestre del año, que abarca desde marzo a mitad de junio, el aumento promedio por mes fue de 4%, que es también lo que indicó la Secretaria de Comercio en el boletín oficial. Mientras que en otros años esta entidad autorizaba un aumento anual de entre 12 y 15% en los productos, con lo cual hasta ahora las cifras promedio coinciden.
Los productos tomados en cuenta para hacer el promedio son los 50 más vendidos en mostrador. En general la mayoría de estos medicamentos son para pacientes con enfermedades crónicas como la hipertensión o la diabetes, condiciones que tienen cobertura del 50%, 60%, 80% y hasta 100% porque entran dentro de los parámetros de seguridad social. Entonces, más que el freno incentivado por el gobierno, lo que va a hacer que en el bolsillo del consumidor no haya un impacto evidente es la cobertura.
Los únicos perjudicados resultarán ser las farmacias que han comprado un stock a cierto precio y van a tener que venderlo un 4% más barato de lo que tenían pensado hacerlo y la intensidad del impacto que sufran va a depender del volumen de compra que hayan hecho. El precio de venta de los fármacos es fijada usualmente de común acuerdo entre la Secretaría de Comercio con la Industria Farmacéutica, que es la encargada de la fabricación de los medicamentos, así como también ambas entidades son las que toman las decisiones que apañen al rubro.
“Siempre, históricamente, los farmacéuticos y las farmacias somos la variable de ajuste de todas las políticas que se llevan a cabo. En este caso, como nos pasó en el mes de marzo, que habíamos comprado en febrero con un valor superior y tuvimos que retrotraer los tuvimos un impacto económico que terminamos pagando las farmacias, comprando a un precio mayor y dispensando a un precio menor. Siempre somos la variable de ajuste y esto es un poco la preocupación del sector”, denunció el farmacéutico.
“El gobierno debería sentarse a hablar con nosotros” afirmó Doctor y sostuvo que el hecho de que los farmacéuticos sean el único eslabón de la cadena que se ve perjudicado siempre es porque no tienen la posibilidad de discutir los precios, retenciones o bonificaciones tanto de las obras sociales como de pami. La decisión siempre llega a ellos cuando ya está políticamente definida. La norma fue publicada en el día de ayer y en los próximos días empezarán a llegar los listados con precios retrotraídos en un 4% a las farmacias. “Al fin y al cabo siempre compramos más caro y vendemos más económico; además, en los productos que sí tendrán un aumento pronunciado, el consumidor siempre puede pedir consejos al profesional que le ofrecerá la misma droga de otro laboratorio más barato, este rubro no es como cualquier otro”, finalizó.