Algo nuevo que nace bajo tierra

Las trabajadoras del subterráneo debaten las diferencias laborales de género y buscan darle forma a una organización autónoma dentro del sindicato.

“Hace un tiempo desde la AGTSyP, un grupo de compañeras que llevan varios años trabajando acá, se empezaron a organizar y empezaron a trabajar para que las mujeres pudiéramos pasar a tráfico, no es que la empresa un día dijo: “bueno, a partir de mañana, las mujeres a trafico”, sino que fue una lucha también. Antes las mujeres siempre ingresaban en boletería, después con la lucha fue posible ascender a tráfico. El tema es que cuanto menor categoría, menor es el sueldo, y los trabajos de boletería y limpieza son de las categorías más bajas (de 7 a 5), después vienen las categorías de tráfico, guardas, conductores y después las más altas que son las de los talleres.Desde Abran Paso conversamos con Claudia (guarda), Camila (boletera) y Mirta (conductora) para conocer la experiencia de organización de las trabajadoras de la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP).

AP – Hasta que puesto puede llegar una mujer en el subte?
Nosotras podemos llegar acá a lo sumo a la categoría 2, como conductoras. En los talleres y en la categoría 1 que son los maniobristas son todos hombres, hay una sola mujer en todo el subte que es maniobrista, en la línea H. Siempre se uso la escala de ascensos bastante marcada, pero hubo cambios: antes entrabamos como boleteras, ahora, desde hace tres años más o menos, se entra mayormente en el sector de limpieza. Y ahora para la escala de ascensos además de ser necesaria la antigüedad, depende de un puntaje: faltas, años en ese puesto; todo eso se suma y de acuerdo a eso te dan o no el ascenso.
Principales Reclamos laborales
Nosotras estuvimos reclamando q nos agranden los vestuarios porque somos 25 mujeres en esta área y no damos a basto. Después a nivel general, en las paritarias como siempre reclamamos que los aumentos de sueldo sean acordes al aumento de la inflación.
A veces se complica arreglar los turnos cuando tenemos hijos, o familia, pero nos organizamos con los compañeros y nos cubrimos. Lo que no tenemos mucho es día por enfermedad de hijos y esas cosas, que habría que incorporar a los reclamos.
Cómo es la relación con los compañeros varones?
Los compañeros son muy amables, pero si cada tanto o en algunas situaciones se les escapa algo machista, algún chiste. Lo mas difícil es con los que hace mucho que trabajan acá, que están acostumbrados al tiempo donde en el subte no había mujeres trabajando, les costó aceptar y acostumbrarse.