Ademys denuncia la injerencia de ONG privada en las escuelas públicas

El sindicato docente Ademys denuncia la injerencia de ONG privada financiada por multinacionales en las escuelas públicas de la Ciudad de Buenos Aires.

Ademys manifiesta que en el año 2015 denunciaron a una ONG “Protege tu Corazón” privada y de carácter religioso que impartía educación sexual en las escuelas públicas de la Ciudad, introducida a través de convenios con el Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires.

Recibieron la denuncia y constataron que en diversas escuelas de nivel medio de la Ciudad se está implementando, sin previo aviso a los docentes, un programa de introducción de personal ajeno al sistema educativo, impulsado por una ONG privada y estadounidense denominada “Enseña x Argentina”.

Señalan que el programa de “co-docentes” consiste en meter a licenciados de diversas carreras, sin formación docente alguna, para “animar y fortalecer a los docentes y estudiantes” estableciendo una suerte de pareja pedagógica, a través de cargos de 30 hs. cátedras que abona el Ministerio, es decir, aportando recursos que se les niega a las propias escuelas, con el argumento de la famosa “calidad educativa”.
Cargos por fuera de cualquier clasificación por acto público o listado oficial e introducidos por medio de una selección de tipo empresarial, que luego de un curso a cargo de un “líder” desembarcan en la escuela listos para remplazar al docente.

Refieren que la ONG es financiada por socios como Google, Microsoft, Fundación La Nación, Universidad Católica Argentina, Universidad Austral y San Andrés, bancos como el HSBC, Banco Galicia, Deustche Bank, y empresas como Techint y LAN, entre otras corporaciones y ofrece una experiencia de dos años para los licenciados que participan en una escuela, para luego completar su formación en una Universidad, como la UCA, San Andrés, etc.

Detallan que son experiencias que se vienen desarrollando en algunas provincias como en Salta, Córdoba, Buenos Aires, donde lo que se busca es introducir en la educación una lógica de privatización y mercantilización del documento, acompañado de una doctrina ultraliberal y conservadora ligada al más rancio catolicismo. Es decir, un negociado y una influencia ideológica que nada tienen que hacer en la educación pública.

Mencionan que al observar la página de dicho programa se puede advertir que se trata de colocar en el banquillo de los acusados a los propios docentes, responsabilizándolos por la crisis educativa, evadiendo el problema de la situación en las que se encuentran las escuelas y la juventud, como si solo se tratara de “animar” y de “motivar”. Todos argumentos para introducir la política de evaluación educativa, ranking de escuelas y docentes y el salario por mérito. Política que ha sido impulsada por los diferentes ministerios de educación durante los últimos años.

Expresan que desde Ademys se han presentado en las escuelas para debatir con los docentes y reclamar al Ministerio de Educación que cese la injerencia de estos programas, apoyando el reclamo de las comunidades educativas de mayor presupuesto y cargos para desarrollar genuinamente la tarea educativa.