18-02-2013
La reunión que llevaban a cabo los docentes porteños con el ministro de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, Esteban Bullrich, pasó a un cuarto intermedio, ya que no llegaron a un acuerdo por la paritaria. Carlos Oroz, secretario general del gremio Ademys, relató cómo se desarrollaron las reuniones, anticipó que mañana por la tarde vuelven a reunirse con el funcionario porteño y criticó la oferta recibida no sólo por las autoridades locales, sino también el aumento otorgado por el Gobierno nacional.
“La reunión fue absolutamente negativa. Se lo dijimos al ministro: lo de hoy fue no sólo insuficiente, sino que fue repudiable, una burla a los docentes”, reprochó Oroz en diálogo con el programa Contragolpe, de Frecuencia Zero. “En marzo, un docente que recién se inicie estaría cobrando un diez por ciento más, por aumentos. Para el resto de la escala de los maestros, el aumento es, en promedio, del seis por ciento de aumento de bolsillo. Seis por ciento es la inflación que tuvimos entre enero y febrero, en los dos primeros meses del año”, analizó el dirigente gremial.
“Cuando lo cobremos, ya va a haber pasado marzo. Es como si no percibiéramos aumento. Después hay otras dos cuotas: una en julio y otra en octubre. Estamos hablando de un aumento de entre el 15 y el 20 por ciento, y para quienes recién se inician, del 23 por ciento. Esto es una vergüenza, absolutamente insuficiente”, criticó el docente.
Además, dijo que el ministro de Educación porteño, Bullrich, “se comprometió a mejorar la oferta sustancialmente. Sino es una provocación y una incitación al conflicto”, desafió Oroz, quien aseguró también que mañana por la tarde volverán a asistir a la cartera educativa de la Ciudad, en Paseo Colón al 200, para una nueva reunión con el funcionario macrista.
“Hay una coincidencia general entre el Gobierno nacional, los de las provincias y el de la Capital Federal de recargar los efectos de la crisis. Sólo se replantea una actualización del mínimo no imponible de ganancias luego de dos años sin actualizarse, pero no se habla del quite de asignaciones familiares a partir de determinados pisos salariales y las negociaciones paritarias con techo, que significan que no saben cómo afrontar la crisis económica, que es real, no virtual. Hay un déficit fiscal importante en cada uno de los distritos, pero estamos seguros de que se pueden sacar recursos de un montón de sectores de la sociedad que han ganado mucho dinero en todos estos años”, puntualizó Oroz en diálogo con Frecuencia Zero.
“En la paritaria nacional se fija una suma para los docentes que el Ministerio de Educación de la Nación no paga, funciona prácticamente como un techo para las paritarias provinciales. La cartera de educación no se hace cargo de lo que tiene que tomar cada provincia para el pago de los salarios”, cuestionó el maestro alineado en Ademys.
Además, contó que “hoy se hizo un encuentro con sindicatos docentes de Cetera, donde se ha decidido articular una medida de acción para el día 25, que consistirá en el abandono de tareas y la movilización, donde plantearemos que el problema del salario docente y la crisis educativa es un problema nacional, de cada uno de los gobernadores y del jefe de Gobierno porteño”.