OTRO ACCIDENTE DE UN TRABAJADOR DEL SUBTE

En el marco de las inundaciones por el temporal es que se dio la muerte Antonio Villares, trabajador del sector bombas del Taller Catedral, en la estación Los Incas de la B. Se electrocutó trabajando para desagotar el agua que caía en cascada desde las escaleras e inundaba las vías.

Los trabajadores de la B lanzaron un paro de repudio, pedido de justicia y condiciones de seguridad que luego se extendió a todas las líneas.

La empresa acusó de actuar negligentemente al trabajador fallecido. Pero las denuncias de los trabajadores por las condiciones de seguridad se apilaron por años. Nadie hizo nada y ya van 3 muertes en el último año y medio.  Según los empleados no son muertes casuales, son producto de una política continua de vaciamiento, desinversión y falta de mantenimiento de la empresa para aumentar sus ganancias, con la infaltable complicidad del gobierno nacional (y ahora el de Ciudad), que no controló y hasta subsidió a Metrovías.

A 3 MESES DEL TRASPASO

Ya se vislumbra que los trabajadores y usuarios retrocedieron. Se aprobó el proyecto de Macri con aspectos negativos vinculados a sanciones y el derecho a huelga. Sigue Roggio y no hay una auditoria seria de su gestión. Tampoco se habla de que Nación no controló, como sucedió en Once.

La empresa intentó sancionar a los empleados por participar de una asamblea junto a la UTA y el gobierno porteño. Le siguió el aumento a $3,50, que fue frenado con un fallo judicial. Ante esto Vidal esgrimió que sin aumento es imposible mejorar los sueldos, dejando ver que tarifa y salarios están atados.

Aun no hay noticias de la paritaria y la de 2012 se estiró todo el año. La discusión se da en el marco del tope de 22% del gobierno nacional por debajo de la inflación real; y del impuesto a las ganancias sobre el salario, que absorbe gran parte de los aumentos.

La última novedad son las terciarizadas. El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires envió personal privado a los talleres, acción que fue impedida por los trabajadores. Ahora intenta meter 400 empleados de seguridad en molinetes. El motivo es que sería hasta que pueda capacitar a la metropolitana; tiene que ver con los robos a boleterías que vienen ocurriendo.

Si avanza la terciarización, se ponen en juego las 6 horas y el salario, ya que estas empresas pagan mucho menos y por fuera del convenio del subte, impidiendo el ascenso e ingreso de nuevos trabajadores.

La muerte de Antonio Villares reafirma que Metrovías no puede seguir al frente del subte. Y que el gobierno de Ciudad haya pasado a controlar varios de los negocios que antes tenía Roggio muestra que es posible que el Estado se haga cargo. Con todo esto se muestra que es posible para avanzar hacia la estatización con financiamiento estatal, sin operadores privados en los servicios públicos, con precio unificado del transporte urbano, mejores salarios  y condiciones óptimas de seguridad.

La dirección de la AGTSyP trabaja con esta perspectiva, y en lo inmediato reclama condiciones de trabajo y seguridad, justicia por sus compañeros muertos, aumento del 30% y sin retención por ganancias, defensa del convenio, la bolsa de trabajo y la personería gremial.

HOY en ABRAN PASO
El diputado Jorge Cardelli analiza el proyecto de reforma de la Justicia, las hermanas Jara y un fallo agridulce, Tomada te aconseja cómo encubrir un asesinato y te explicamos como se dice guerra en coreano. Además, la influencia de Gaby, Fofó y Miliki en el fútbol español y la poesía de Violeta Parra con música de Juana Fe. Programón.
Parte 1

Parte 2