«

»

May 18

Ollas populares para denunciar la malnutrición infantil en el país

Con el objetivo de denunciar el deterioro nutricional de los niños de sectores vulnerables que asisten a comedores escolares y que se declare la emergencia alimentaria en el país, Barrios de Pie realizó ayer una jornada de protesta en todo el país.

El movimiento Barrios de Pie inició ayer a las 7hs de la mañana una protesta en el Obelisco con una olla popular y a partir del medio día se realizaron cortes parciales en los principales accesos a la Capital, en Puente Pueyrredón, Puente La Noria, Panamericana y 197, Acceso Oeste, Autopista Buenos Aires-La Plata y en unos 1.000 puntos de todo el país, donde también se realizaron ollas populares.

La protesta culminó a las 19hs frente al Congreso, donde, a través del diputado de Libres del Sur, Federico Masso, la organización presentó un proyecto de ley para que se declare la emergencia alimentaria en el país por dos años.

En un comunicado emitido en días previos, la agrupación denunciaba que, según un relevamiento nacional sobre la situación nutricional realizada en más de 2 mil comedores de la organización a lo ancho y largo del territorio nacional, sobre una muestra de 50 mil niñas y niños, determinó que el 40 % de los niños tenían bajo peso con riesgos de malnutrición.

“El gobierno debe rever con urgencia su política económica. Entre otras problemáticas sociales, podemos afirmar que el consumo de leche está en los niveles más bajos desde la crisis del 2001, y esto repercute en los niveles nutricionales, perjudicando especialmente a los sectores más humildes”, afirmaba el coordinador nacional de Barrios de Pie, Daniel Menéndez.

Jorgelina, del merendero El Reencuentro, explicaba a Abran Paso que el problema no se limita a la desnutrición por bajo peso: “Hay chicos con mucho sobrepeso por consumir sólo harinas en las casas, que también están desnutridos”; y agregaba que la subsistencia de los merenderos y comedores se hallaba comprometida porque las provisiones recibidas del Estado cada vez son menos.

Otro problema que agrava la situación es el aumento de las garrafas: “La garrafa social aumentó de 80 a 130 pesos, y si no la vas a buscar a la planta de gas, te cuesta 180 ó 190 pesos”.

El dirigente de Barrios de Pie, Walter Córdoba, decía por la mañana a los medios cuál era el objetivo de la medida: “vamos a tratar de que los vecinos y las vecinas de la Ciudad de Buenos Aires conozcan la problemática, difundir, en la medida en que se pueda, los datos que tenemos”.

El proyecto de ley presentado en la Cámara de Diputados plantea que se declare la emergencia alimentaria, y requiere un presupuesto de 10 mil millones de pesos para, entre otras cosas, un monitoreo que “identifique precozmente las situaciones vulnerables”, otorgar “estrategias alternativas nutricionales que aporten a revertir la situación” y “fortalecer los programas alimentarios”.

Además, considera que es necesaria una instancia de coordinación, un Consejo Nacional de Emergencia Alimentaria con tres representantes del Gobierno Nacional y tres representantes de organizaciones sociales.

Deja un comentario