«

»

May 16

Fuerte despliegue de Gendarmería para custodiar al dueño de OCA

Desde el sábado 13, gendarmes con cascos y escudos rodearon la manzana de La Rioja y Moreno y permanecen ante las puertas la Casa Central de la empresa de correo privado OCA ubicada en La Rioja 301 de la Ciudad de Buenos Aires, generando fuerte malestar entre los vecinos del barrio porteño de Balvanera.

Las oficinas de OCA ubicadas en la zona de Once se encuentra militarizada desde el sábado pasado por orden del juez federal Marcelo Martínez Di Giorgi, quien dispuso el reingreso a la empresa de Patricio Farcuh, presidente y dueño mayoritario de la empresa postal, luego que el sindicato liderado por Camioneros, empleados y gerentes lo expelieran de las dependencias a fines del año pasado a raíz de desmanejos financieros.

La permanencia de los gendarmes en el lugar, como operativo de seguridad, fue ordenada por el Juez para garantizar la entrada y permanencia de Farcuh en las oficinas de OCA. Según datos aportados por los vecinos, unos 400 gendarmes llegaron a la mañana en varios camiones a las oficinas y Farcuh entró a la empresa.

El operativo comenzó a las 9 de la mañana. Desde esa hora y hasta entrada la tarde, toda la manzana de La Rioja y Moreno, permaneció rodeada por los gendarmes, cortando el transito en las inmediaciones. A la noche unos 100 gendarmes permanecían en la zona y ante las puertas la sede Central.

Los vecinos de Balvanera se quejan de que la seguridad pública no los defiende ante la delincuencia creciente, pero sí lo hace con grandes capitales privados ante conflictos laborales.

A fines de noviembre del 2016, los Moyano y empleados de la empresa habían expulsado al presidente de la firma OCA S.R.L, Patricio Farcuh, y desde esa fecha no había podido ingresar a las oficinas porque los hombres del camionero Hugo Moyano habían tomado la gestión de la empresa, que cuenta con 150 sucursales, más de 7.000 empleados y una flota de unos 1000 vehículos.

Los camioneros de la rama correo se encuentran en estado de alerta y movilización. Fabio Salvatierra, delegado general de la rama correo del sindicato, dijo a Abran Paso que desde septiembre “Farcuh nos robó el descuento del impuesto a las ganancias, el aporte previsional, las obras sociales, y dejó semivacía a la empresa”.

Desde el sindicato, se afirma que el empresario no pagaba los sueldos, o abonaba el 70 por ciento del total de los mismos, que alrededor de diez mil puestos de trabajo corrían riesgo, y que por eso Moyano tomó el control de la administración.

El fuerte operativo de Gendarmería, no sólo molesta a los sindicalistas, sino también a los vecinos del barrio de Balvanera. Alberto Aguilera, de la red de vecinos Manzana 66, explica a Abran Paso: “Nos llama la atención que estén aumentando tanto los robos en el barrio y no haya reacción de la comisaría 8va. Por ejemplo, este fin de semana robaron por segunda vez la panadería de La Rioja al 500, robaron tres veces en los últimos diez días herramientas en la obra donde se están construyendo las cocheras y hay arrebatos constantes. Pero cuando una empresa privada tiene problemas, le envían un batallón de cuatrocientos cincuenta gendarmes con camiones hidrantes, con micros, tienen de todo”.

Aguilera señala que también se ve afectado el tránsito por la presencia de Gendarmería, y enfatiza en el trato desigual que el Estado da a los vecinos de a pie con respecto a los grandes capitales: “Aíslan el barrio, porque tenés Moreno, La Rioja y Urquiza cortadas, y todo por una empresa. O sea, da la impresión de que, si sos un empresario, tenés un servicio vip de seguridad y, para los vecinos, que nada pagamos los impuestos, el mensaje es que nos arreglemos por las nuestras”.

Deja un comentario