Jun 14

En diversos allanamientos a depósitos de senegaleses se secuestraron más de 70.000 productos

La Policía de la Ciudad realizó 27 allanamientos simultáneos ordenados por la Fiscalía de la Ciudad y coordinados por el Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad en diferentes locales comerciales, departamentos y hoteles de los barrios de Once y Flores.

Se secuestraron más de 600 bultos y la causa tiene más 30 ciudadanos senegaleses imputados.

En los operativos se encontraron 70.667 productos de dudosa procedencia y que infringen la Ley de Marcas. Entre la mercadería secuestrada hay 9.474 elementos de indumentaria, 3.812 pares de zapatillas, 32.303 accesorios, 7.391 productos electrónicos varios, 1.412 pendrives, 13.060 memorias SD y 3.215 relojes, entre otros productos.

Los domicilios allanados eran utilizados como depósitos de mercadería ilegal, que luego se comercializaban en la vía pública de la zona comercial de la avenida Avellaneda.

La causa es llevada adelante por la fiscal Celsa Ramírez, titular de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas Nº 35, quien comenzó a investigar, junto a la  Policía de la Ciudad, acerca de una posible organización que actúa de manera coordinada infringiendo sistemáticamente el artículo 86 del Código Contravencional.

Los investigadores pudieron constatar que la mercadería secuestrada era guardada de manera ilegal en dichos domicilios y era utilizada por los vendedores ambulantes.

De esta manera la fiscal Ramírez solicitó 27 allanamientos a los depósitos, que fueron autorizados por el Juzgado Penal, Contravencional y Faltas N° 25, a cargo del juez Ladislao Enre.

Los productos encontrados fueron expuestos en un espacio de la Policía de la Ciudad, y fueron constatados por la Dirección General de Aduanas, la Dirección Nacional de Migraciones, y los abogados de las diferentes marcas posiblemente falsificadas.

Sobre el operativo, el ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad, Martín Ocampo, señaló que “el comercio ilegal no implica solo vender productos por fuera de los espacios habilitados, sino que muchas veces también oculta relaciones laborales de explotación o maltrato. Es por esto que tenemos que seguir avanzando con estos operativos, al tiempo que encontramos ámbitos para incluir y proteger a quiénes son víctimas de estas redes”.

Por su parte la fiscal Celsa Ramírez indicó que “la cantidad de productos incautados indica la posible existencia de una organización ilegal que utiliza a algunos inmigrantes senegaleses sin recursos. Esta organización obliga a estas personas a vivir en lugares precarios, sin las mínimas condiciones de seguridad”.

En los operativos, además, participaron personal del Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad, la Dirección Nacional de Migraciones, Agencia Gubernamental de Control, Aduanas y el Ministerio de Espacio Público, entre otros organismos.

Deja un comentario