«

»

May 17

Denuncian amenazas de bomba en el Normal N°1 de la Ciudad

Tras diez evacuaciones y llamados a diario al 911 alertando por bombas en el último mes, madres y padres de estudiantes de la Escuela Normal Superior Nº 1 “Presidente Roque Sáenz Peña”, ubicada en la avenida Córdoba 1951 de la Ciudad de Buenos Aires, organizaron una medida de fuerza.

Madres y padres de alumnos de la Escuela Normal Superior Nº 1 cortaron la avenida Córdoba, entre Riobamba y Ayacucho, a las ocho y media de la mañana, en reclamo por la inacción del Estado frente a las reiteradas amenazas de bomba que sufre la institución. “Al momento, las evacuaciones son absolutamente riesgosas, las autoridades y los docentes están desbordados”, declaró Carolina Marucci, una de las madres convocantes.

“¡No a las amenazas de bomba! Llevamos más de un mes evacuando a más de mil alumnos. En nivel inicial tan solo tienen dos años de edad”, está impreso en un banner que hicieron circular por Internet padres de alumnos del Normal 1, y concluye: “#El estado es responsable”, porque consideran que, por un lado, el protocolo de evacuación es inseguro y, por el otro, el Ministerio de Seguridad de la Ciudad no investiga de dónde provienen las amenazas sistemáticas.

Ya hubo diez evacuaciones de todos los niveles de enseñanza del establecimiento, y los llamados, según informan, se producen a diario.

En medio del corte, en una conferencia de prensa improvisada, Marcucci explicó: “Como ustedes verán, por esta calle pasan más de cinco líneas de colectivo. Es sumamente riesgoso tener alumnos, desde el jardín maternal hasta el nivel terciario, deambulando, y lo más grave es que los días de lluvia tampoco hay designada formalmente una sede techada, lo que implica mayor peligro, hasta para la salud de nuestros chicos”.

Plaza Houssay (ubicada en Córdoba y Junín)  y Plaza Rodríguez Peña (Av. Callao y Paraguay)  son los sitios destinados por el Juzgado para ubicar a los evacuados, y el tránsito por la avenida Córdoba y la Av. Callao –por donde se trasladan los evacuados-, en los horarios de actividad del colegio, cuenta con tránsito intenso.

“El Estado está ausente, lamentablemente las autoridades han girado todas las actuaciones y, ni la ministra de Educación, ni el ministro de Seguridad de la Ciudad, han intervenido al respecto”, enfatizó Marcucci

Los padres denunciaron que las llamadas se realizan directamente al 911, y no al establecimiento, por lo que debería resultar sencillo rastrear el origen de las mismas: “No puede ser que el 911 no cuente con la suficiente tecnología para saber quién está haciendo diariamente las amenazas de bomba”.

Para la comunidad educativa “no existe la decisión política de investigar”. Consideran que con esto se está vulnerado el derecho a estudiar de los alumnos: “Nosotros queremos a los chicos en las aulas, queremos que se respete el derecho a estudiar de nuestros chicos, queremos seguridad en los traslados”, reclaman enfáticamente.

Deja un comentario