May 08

Cuestión de Códigos

La presidenta de la comisión de Planeamiento Urbano de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, Victoria Roldan Méndez, convocó a los vecinos a una reunión abierta para discutir el nuevo Código Urbanístico. 

El equipo del subsecretario de Planeamiento Urbano del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte, Carlos Colombo, fue quien se encargó de la redacción del proyecto y fueron los encargados de responder a las consultas de los vecinos.

“Estamos preocupados con esta propuesta de Código Urbanístico. La Comuna 3 es la segunda con menos espacios verdes. Es una de la cuatro con alta densidad de población. Tenemos altura máxima en todas nuestras avenidas y el año pasado le pedimos a la diputada Roldan Méndez que nos arreglen el Hospital Ramos Mejía”, afirmó Alberto Aguilera de la Red de Vecinos Manzana 66 Verde y Pública.

El referente barrial afirmó que, si se autoriza la altura máxima en las avenidas, “no estamos en condiciones de ser atendidos en nuestras comunas. Con lo que se consiguió con Manzana 66 y el Parque de la Estación no hay más terrenos libres para espacios verdes. Entonces, queremos saber cómo van a hacer para darnos los espacios verdes de cercanías que están anunciando. Si nos siguen llenando de gente no vamos a tener servicios para nosotros. Pedimos que nos bajen las alturas en las avenidas”.

“Una cantidad enorme de entidades y vecinos estamos en contra de este proyecto, pero en la Legislatura hay una mayoría dispuesta a hacer lo que venga. Yo propongo que lo asesores de esta comisión realicen reuniones con vecinos y no que tengamos sólo tres minutos para hablar y no se sabe donde va a parar lo que decimos”, sostuvo el Osvaldo Guerrica Echevarría de la Asociación Amigos del Lago de Palermo.

“Hay que tener en cuenta la falta de información complementaria, de todo tipo de documentación de datos y estadísticas que permitan un análisis de los que está pasando”, sostuvo el coordinador de la ONG Proto Comuna Caballito, Gustavo Desplats.

“La propuesta no es un Código Urbano, es sólo un Código Volumétrico que no atiende las cuestiones interdisciplinarias que son básicas para el urbanismo. No hay atención sobre el viento, sobre el asoleamiento, sobre las aguas del subsuelo y sobre el problema hídrico. Se considera a la Ciudad como si fuera un plano horizontal perfecto, propio de un tablero”, afirmó el arquitecto y planificador urbano Manuel Ludueña

La Legislatura porteña cambió su mecanismo de debate para algunas leyes fundamentales. A diferencia de lo que ocurrió en otras oportunidades, cuando los proyectos tenían un tratamiento express, ahora se convoca a vecinos y a especialistas para que todos puedan dar su opinión. Este es el tratamiento que se da con el Código Urbanístico y con la creación de la UniCABA (Universidad CABA). Habrá que ver si el oficialismo, además de dialogar, escucha.

Deja un comentario