«

»

May 12

Corte por corte: así se hace la luz

La Escuela Primaria Común N° 13 “República de Chile”, ubicada en Suárez 1145 del barrio de Barracas, recuperó ayer el suministro eléctrico después de una semana sin clases. Los padres y miembros de la comunidad educativa habían realizado un corte en la avenida Patricios y Suárez desde las ocho hasta las nueve de la mañana.

“Casi dos horas después de la manifestación, volvió la luz y luego el agua. El lunes habría clases normalmente”, señaló Marcela, una de las madres que encabezaron el corte, a Abran Paso.

“Es increíble que, si no salís a los medios, nadie hace nada”, dijo otra madre de uno de los alumnos de la escuela que estaba sin luz desde el lunes pasado.

En un mensaje difundido vía whatsapp el jueves, Raúl Llaneza, padre de una de las estudiantes, convocaba a acompañarlos en la medida, y además decía: “Denunciamos la falta de respuesta a nuestros reclamos por parte de la ministra de Educación, (Soledad) Acuña”.

A lo largo de la semana, los padres y directivos del colegio llevaron adelante el reclamo a través de todas las vías institucionales que se les ocurrieron.

Marcela, en el corte, decía a este medio: “Todos hicimos el reclamo (a Edesur) con el número de cliente de la escuela, pero atiende una máquina y te dice que la cuadrilla ya va a ir, y la solución todavía no apareció”.

También buscaron la intervención de la ministra de Educación de la Ciudad, María Soledad Acuña: “Varios escribimos por las vías que tiene la Ministra para comunicarse, y no recibimos ninguna respuesta”.

Acuña no apareció, ni declaró nada. La situación despertó una suspicacia: “Después hablamos tanto de los días de clases que tienen que tener los chicos, y nadie se hizo presente para solucionar este problema”. Para Marcela, hay un doble discurso en el gobierno de Cambiemos: por un lado, buscan acorralar a los docentes cuando realizan paros con el argumento de que dejan a los chicos sin clases, pero en este caso la responsable es una empresa de energía monopólica y el gobierno permanece callado. “Que la ministra de Educación tome cartas en el asunto, hable con las empresas que haya que hablar y haya una solución para el lunes. Aunque sea un generador eléctrico para que haya luz en la escuela”.

Los ánimos se fueron caldeando hasta llegar a la movilización de la mañana de ayer. Sólo entonces dieron con la solución, aunque el silencio oficial no se quebrara.

El lunes vuelven las clases, y los padres sacaron un aprendizaje del periplo atravesado, que se traduce en la voz de Marcela: “Es increíble que, si no salís a los medios, nadie hace nada”.

Deja un comentario